Thursday, November 11, 2004

ENSAYO

DREAM WEABER Vs WEBLOG

En teoría un Weblog es un sitio Web donde se recopilan cronológicamente mensajes de diferentes autores, de la misma forma en que se llevaría un diario personal. Dream Weaber es un programa técnico en diseño de páginas Web. Cualquiera de los dos programas son utilizados con la finalidad de publicar información en la red.

Las ventajas del Weblog son la rapidez, economía y facilidad de publicación ya que resulta ser una herramienta bastante amigable. Como desventaja posee “la dificultad” que presenta para el usuario insertar animaciones, voz u otros elementos diferentes al estándar que el programa suministra para diseño, pues en caso de querer hacer uso de dichos elementos es necesario disponerse a la tarea de programar.
Sin embargo, cabe destacar que la programación que se utiliza para el diseño de páginas Web, que para el caso de Weblog sería código XML resulta bastante sencilla, para lo que bastaría aprovisionarse de un manual y seguir las instrucciones, cualquier profesional ajeno el mundo informático tendría la posibilidad de hacerlo. A pesar de esto, es de resaltar que Dream Weaber tiene como ventaja pertenecer a la gran Suite de Macromedia, la cual cuenta con otras herramientas de diseño como lo son Flash, Fireworks, FreeHand, las cuales se complementan entre sí y ofrecen toda una gran gama de posibilidades a la hora de utilizar imagen, video y audio; el sólo manejar la interfase que brinda con el mouse, permite hacer toda una serie de animaciones.
En los Weblogs resulta atractivo el esquema que ofrece para organizar la información, además la facilidad y economía ya que su publicación es gratis, aunque cabe resaltar que actualmente existen cientos de sitios que ofrecen espacios y dominios gratis en la red, sin embargo, la gran mayoría tiene una conexión muy lenta y frecuentemente perdida, además de que la publicación y la actualización de la información resulta ser más dispendiosa, mientras que en los Weblog se realiza en línea.
En conclusión, la utilización de una u otra herramienta dependería de las destrezas que el usuario tenga para el manejo de cada programa, así como también de la capacidad adquisitiva con que cuente para mantener el sitio en la red.

BIBLIOGRAFÍA

1. VALDERRAMA H, Carlos Eduardo, (1998), Viviendo a Toda, 326 p., FUNDACIÓN UNIVERSIDAD
CENTRAL-DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIONES-DIUC, Bogotá
2. LEY No. 375 del 4 de Julio de 1997 por la cual se expide la Ley de la Juventud. CAPITULO I. De los principios y fundamentos de la ley. Art 3.
3. http://www.col.ops-oms.org/
4. VALDERRAMA H, Carlos Eduardo, (1998), Viviendo a Toda, 326 p., FUNDACIÓN UNIVERSIDAD CENTRAL-DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIONES-DIUC, Bogotá
5. VALDERRAMA H, Carlos Eduardo, (1998), Viviendo a Toda, 326 p., FUNDACIÓN UNIVERSIDAD CENTRAL-DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIONES-DIUC, Bogotá
6. VALDERRAMA H, Carlos Eduardo, (1998), Viviendo a Toda, 326 p., FUNDACIÓN UNIVERSIDAD CENTRAL-DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIONES-DIUC, Bogotá
7. LEY No. 375 del 4 de Julio de 1997 por la cual se expide la Ley de la Juventud. CAPITULO I. De los principios y fundamentos de la ley. Art 4 a.
8. URIBE SARMIENTO (1999)
9. CRUZ HENAO, Luz Marina, (2002), La política pública de juventud en Medellín: Colombia un sueño en construcción, pp.131-140
10. SALAZAR (1998)
11 SALAZAR (1998)
12 QUINTERO TOBÓN, Fernando, (2002), “Condición juvenil y medios de comunicación”, en: Revista Nova & Vetera, No 46, ESAP, Bogotá, pp. 48
16 QUINTERO TOBÓN, Fernando, (2002), “Condición juvenil y medios de comunicación”, en: Revista Nova & Vetera, No 46, ESAP, Bogotá, pp. 49
19 CAPUTO. Op. Cit. p.p. 26-29. Traducción de los autores.21 CAPUTO,Virginia. “Anthropology’s silent others. A consideration of some conceptual and methodological issues for the study of youth and children cultures” en “Youth Cultures : a cross cultural perspective”. Editado por Vered Amit-Talai y Helena Wulf. Routledge, London,1995.

LOS JÓVENES DESDE LA SUBJETIVIDAD

A partir de diferentes investigadores, se encuentra que los medios son los encargados de la creación de la subjetividad juvenil a través de la propagación de diversas manifestaciones juveniles, ya que estos mediante estrategias comunicativas buscan crear uniformidad en las subjetividades de los jóvenes, como por ejemplo en la “masificación de muchachos a la moda …“, en “...reorientar a la población juvenil hacia un modelo político agotado”12, entre otros, todo esto, animado por un interés mercantilista, político y social.

Los medios en muchas ocasiones se han encargado del escalamiento de la violencia, es por ello que han surgido grupos como los SHARP "que fueron creados en su momento para generar contra-información y cierta independencia con respecto al uso abusivo de los medios"13, así como también tenían como finalidad, por lo menos en Colombia, "luchar por enseñar que ser colombiano o latino no tiene nada de malo por lo cual no teníamos porqué sentirnos menos que alguien"14, estas agrupaciones llegaron a realizar adelantos importantes con diferentes comunidades, pero intereses particulares y prejuicios por el aspecto consiguieron que estos grupos no obtuvieran resultados.

De otro lado Fernando Quintero explica como desde los años sesenta se ha venido experimentando un fenómeno de juvenilización mediante estrategias publicitarias que construyen en general 3 imágenes del ser joven: el tipo, que sabe asumir el progreso del país, o sea el que consume; el legítimo, “el buen hijo del sistema … que busca fortalecer los valores de una sociedad democrática”15; y el tribalizado que se encuentra a lo largo de las calles y se reúne entorno a la música y a la pintura con la finalidad de hacerse visible, como forma de oposición a ser normalizado y absorbido por el sistema.

Así mismo los mensajes de los medios han ocasionado en los jóvenes una confrontación con la legalidad, con las creencias, con los valores, con las estéticas; a partir de lo cual, el joven siente la necesidad de construir su propia identidad “nuevos estilos de vida” lejos de parámetros establecidos, lo que da como resultado la exclusión de agrupaciones juveniles del sistema, ya que algunas se dedican a actividades ilícitas y la gran mayoría son juzgadas de antemano por su apariencia, es decir, por distar de lo “normalizado” son estigmatizadas como peligrosas.

La estética es muy importante dentro de la construcción de la subjetividad. El estilo utilizado por cada uno como la ropa, el cabello, los accesorios, son una forma de ser reconocido como miembro de una agrupación, “...dichos objetos existen en el mercado: son mercancías y artículos de consumo que tienen incorporados unos significados y mensajes relacionados con el acceso inequitativo a los bienes y con diferentes estilos de vida”16, sin embargo, cuando se habla de estética en las culturas juveniles se hace referencia no a una moda sino a una creación, culturas como los PUNKS reciben como un gran agravio calificar de moda sus formas de adornar el cuerpo.

Los adultos conciben la subjetividad como un proceso de formación por medio del cual se aprenden normas para comportarse y poder vivir en sociedad. Diferentes investigadores plantean la forma en que esta cultura influencia la identidad de los jóvenes y los niños de tal manera que llegan a ser definidos como simples “reproductores culturales”17, es decir, se ve a los jóvenes como sujetos que no construyen nada que simplemente imitan y memorizan información: “Al enfatizar lo que le falta al niño, el modelo parece implicar que el niño es de alguna manera incompleto. El está en-proceso-de-convertirse-en-un-miembro-de-la-sociedad”18 ” Me hice a mí mismo o soy producto de un molde de la sociedad”19, es posible plantear que por esta visión limitada las culturas juveniles sean tan fuertemente estigmatizadas.

El ver a los jóvenes como el misterio por descubrir o como “seres culturalmente incompletos”20 y no como lo que son: un elemento más de la sociedad, es lo que ha hecho que a estos se les juzgue continuamente y no ha permitido que se les vea realmente como son, no un proceso, ni un elemento moldeable, sino simples sujetos que construyen nuevos valores y formas de ser, influenciados como todos los seres humanos por el entorno, siempre a la expectativa de la vida adulta tal como los adultos se encuentran a la expectativa de la vejez.

Al realizar un recorrido por la historia de las culturas juveniles se encuentra que cada una ha sufrido enormes transformaciones y que algunas han sido la plataforma para crear otros tipos de agrupaciones. Por ejemplo los Skinhead se formaron como resultado de la inconformidad social a la cual se vio sometida la clase obrera tradicional Británica, los cuales eran catalogados como un fenómeno político de poder autoritario y de volver a tradiciones conservadoras unos nazis y otros anti nazis, nacionalistas de derecha o nacionalistas socialistas, entre otros.

Algunos Skinhead como respuesta a determinadas circunstancias sociales, a la época y al lugar, fueron tomando otros matices que dejaron en claro que lo más importante para ellos no era el color de la piel, ya que en sus agrupaciones fueron aceptados jóvenes afroamericanos donde dejaban ver que su interés era por la música. Así mismo fueron creando otro tipo de movimientos como los SHAPERS, los Teddy Boys, los Mods, entre otros, con soluciones diferentes para la sociedad.

De igual manera culturas como el hippismo, el rock, el punk, el metal, el hip hop, han sufrido múltiples trasformaciones, las cuales dan fe de la construcción que realizan los jóvenes al interior de las mismas y las formas en que estos crean sus propias identidades. “...las culturas o modos de existencia juvenil son efectivamente creaciones de los jóvenes y dan lugar -incluso- a nuevas culturas (p.e. teddy boys, mods y rude boys confluyen en la generación de skinheads)”21

La falta de conocimiento sobre las culturas juveniles hace que estas se juzguen injustamente desde muchas instancias; por ejemplo, los conflictos entre las agrupaciones según diversos investigadores no son resultado únicamente de la amenaza a la identidad del joven sino de varias diferencias irreconciliables más de fondo, el desinterés constante de las agrupaciones juveniles por la política institucional no debe ser visto sólo como un problema sino como una oportunidad para que el joven participe con sus nuevas formas de ser, con sus creaciones para tener una sociedad mejor “...las culturas juveniles poseen saberes, prácticas y potenciales que podrían contribuir a crear espacios políticos menos deshumanizantes para sus participantes y para la sociedad en general...”22
Se podría decir que la cultura juvenil quiere hacer un llamado a la razón y a la aceptación de nuevas formas de vida, la cual intenta mostrar que existen nuevas formas de resolver conflictos y de crear nuevos valores que se ven opacados por los problemas en los que los jóvenes se ven inmersos, como respuesta a la falta de Estado y de una sociedad que no ha sido organizada ni pensada con todos los elementos que la componen.

LOS JÓVENES DESDE LO POLÍTICO

Ahora, si definimos al joven desde lo político según la legislación colombiana encontramos que Juventud es "el cuerpo social dotado de una considerable influencia en el presente y en el futuro de la sociedad, que puede asumir responsabilidades y funciones en el progreso de la comunidad colombiana"7

Así mismo, los autores de juventud ven a los jóvenes como individuos manipulables por ejemplo Adorno piensa que: “la masa es irreflexiva no piensa” y que así mismo son los jóvenes, y según Uribe Sarmiento: “joven es un sujeto pasivo que puede ser indagado y buscado desde la institucionalidad para que pueda aportar y participar en el proceso de política pública”8.

Y de igual forma lo ratifica Cruz Henao: “se considera al joven como actor estratégico del desarrollo social y económico de la ciudad y sujeto de derechos, lo que implica dar un sustrato sociodemográfico a las políticas sociales del gobierno“9, lo cual implica reconocer al joven como actor político, ya que se observa como participativo en las tareas que buscan un cambio social.

Según Salazar, “los jóvenes son individuos carentes de juicio e incapacitados para razonar frente a su desarrollo afectivo, cognitivo y físico”10 sin embargo, también considera que se ha estigmatizado los jóvenes como “responsables de muchos problemas sociales y se ha criminalizado a aquellos cuya circunstancia social es más desventajosa: en delincuentes, drogadictos y alcohólicos” 11

En conclusión, el reconocer al joven como un individuo que quiere intercambiar ideas y experiencias con expectativas, aspiraciones y como actor con capacidad para liderar, para defender sus intereses, para conseguir representatividad, para construir propuestas, para establecer alianzas, hace que éste se constituya en un actor social capas de incidir en las decisiones del Estado, produciendo de esta manera un cambio social, es decir, convirtiéndose en un individuo político.

LOS JÓVENES DESDE LA GENERACIÓN

En “viviendo a toda” también se conceptualiza la juventud desde la generación, ésta hace alusión a la historia, da cuenta del momento social en que el joven se incorpora a la sociedad, por ende “cada generación posee códigos culturales diferentes”, según el autor: “se es joven por pertenecer a una generación más reciente” 6. Los códigos culturales de un muchacho de 20 años son diferentes a los de una persona de 30 años, por ejemplo los gustos por la música, los referentes que tuvo como los programas de televisión y los métodos de aprendizaje, entre otros.

LOS JÓVENES DESDE LA MORATORIA SOCIAL

Desde el modernismo y explícitamente desde la moratoria social El libro Viviendo a toda4 define juventud como: “el lapso que media entre la madurez física y la madurez social”, este concepto se aplica de forma más directa a los individuos de clase social media ó alta que tienen la oportunidad de seguir estudios universitarios, de postgrado, maestrías y de esta forma aplazan cada vez más la inserción al mundo laboral, a formar una familia y por ende a adquirir nuevas responsabilidades. El muchacho de clase social baja debe insertarse al mundo laboral a una edad más temprana no por opción sino por necesidad.

Sin embargo, el concepto de joven no se puede sesgar a una categorización de clase social, si bien es cierto que la realidad de un muchacho de 18 años de estrato alto es diferente a la del muchacho de estrato bajo, no quiere decir que este último por su situación socio-económica no se pueda categorizar como joven.

En un estrato alto la juventud se definiría tal como lo describe el autor del libro Viviendo a toda5: “Se representa con abundancia de símbolos en el plano más mediático: deportiva, alegre, despreocupada, bella, la que viste las ropas de moda, vive romances y sufre decepciones amorosas... pero se mantiene ajena a las responsabilidades de la vida..”, el tiempo de ocio es dedicado al goce, al entretenimiento y en general a las bondades que le proporciona el dinero, a diferencia del joven de estrato bajo que si posee tiempo libre es porque no tiene trabajo y por lo tanto no lo disfruta.

En un estrato bajo los individuos de determinado rango de edad, cuentan con signos que los diferencian de la adultez por lo que son considerados jóvenes en su entorno social, a pesar de que cuando terminan su niñez deben asumir responsabilidades como la inserción laboral. Por ejemplo pertenecen a grupos juveniles como parches ó pandillas, tienen proyectos que distan de los que planean los adultos, asisten a actividades de entretenimiento como bares y discotecas ubicadas en sus barrios, tienen sus propias formas de vestir, poseen un lenguaje diferente, siguen la moda, viven romances, sufren decepciones, aunque algunas de estas características, no sean lo suficientemente excluyentes.

LOS JÓVENES DESDE LO ETAREO

Encontramos que según la Legislación Colombiana2, joven es toda persona que está entre los 14 y 26 años de edad y que es reconocida como sujeto de derechos y obligaciones, además de ser una parte importante en la construcción de la sociedad por lo que cualquier determinación que le afecte, le debe ser primero consultada.

Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se es joven entre los 15 y los 24 años, mientras que para la Organización Mundial de la Salud (OMS)3, jóvenes son todas las personas que se encuentran entre los 10 y 24 años de edad, las cuales a su vez están subdivididas en tres grupos: preadolescentes que van de los 10 a los 14 años, adolescentes jóvenes que van de los 15 a los 19 años, y un tercer grupo comprendido entre los 19 y 24 años de edad a quienes se define propiamente como jóvenes. Esta subdivisión es importante en la medida que cada etapa contribuye a la formación de la personalidad, donde las instituciones del Estado deben hacer cumplir unas obligaciones particulares, así como suplir unas necesidades y unos derechos, como lo son: alimentación, educación, recreación; y en la ultima etapa facilitar la oportunidad de integrar al joven a la oferta laboral para que de esta forma pueda ser parte del desarrollo social y económico del país.
Es decir que la juventud desde lo etáreo, alude a unas etapas biológicas que se visualizan de acuerdo a la edad, en las cuales el individuo ejecuta unos roles determinados en la sociedad.

Monday, November 08, 2004

LAS PANDILLAS JUVENILES DE BOGOTÁ COMO FENÓMENO SOCIAL ¿REPRESENTADAS Ó ESTIGMATIZADAS POR LOS MEDIOS?

En la década del sesenta se comienza a hablar de jóvenes en el mundo como respuesta al nacimiento de diferentes movimientos juveniles que se formaron con el afán de mostrar sus ideales y de presentar su inconformidad frente a los centros de poder tradicionales, entre dichos movimientos, en la actualidad, se pueden relacionar las pandillas.
Las pandillas de Bogotá son agrupaciones juveniles urbanas que están organizadas en función del delito. Nacen como resultado de la ausencia de estado, como una manifestación contra la sociedad y con el ánimo de retar la autoridad y la autodeterminación de poder, lo cual les permite huir de las instituciones formales y construir una identidad propia. Sus miembros se caracterizan particularmente por la carga afectiva y emotiva, y buscan además de beneficios económicos, poder barrial y reconocimiento social.
Pero para hablar de agrupaciones juveniles, en primera instancia se debe definir al joven a partir de diferentes características. En el libro viviendo a toda se resalta como a primera impresión pareciera que la juventud es "mera tributaria de la edad y por lo tanto perteneciente al campo del cuerpo, al reino de la naturaleza" únicamente, pero que a pesar de ser lógico que la primera percepción sea referente a la edad, la palabra juventud no se puede definir desde un solo concepto: "no existe una única juventud: en la ciudad moderna las juventudes son múltiples, variando en relación a las características de clase, el lugar donde viven y la generación a la que pertenecen..."1.